¿Qué son los Oopart?

Oopart «out of place artifact». Este término se utiliza para denominar a un objeto de curiosidad histórica o arqueológica y que podría desafiar el orden de la historia convencional.

Fue el naturalista y criptozoólogo estadounidense Ivan T. Sanderson quien inventó el acrónimo OOPArt, que significa artefacto fuera de lugar.

Se trata de objetos de interés paleontológico que se han encontrado en un lugar muy inusual, se juzga demasiado avanzado para su época o que demuestran la presencia de humanos antes de que se supiera su existencia.

El acrónimo rara vez es utilizado por historiadores o científicos y se limita principalmente a la terminología de los criptozoólogos, defensores de las teorías de los antiguos astronautas y partidarios de lo paranormal.

Los detractores sostienen que algunos autores utilizan métodos cuestionables para interpretar los artefactos. Creen que la mayoría de los OOPArts que no han demostrado ser un engaño absoluto son el resultado de una interpretación errónea o la suposición de que una cultura en particular no pudo haber creado un artefacto o tecnología debido a su falta de conocimiento o materiales.

Los partidarios de las teorías alternativas consideran que OOPArt es una señal de que la ciencia convencional está pasando por alto áreas importantes del conocimiento, ya sea de manera voluntaria o por ignorancia.

A menudo, los académicos que cuestionan los puntos de vista ortodoxos de la historia humana han utilizado OOPArt en un esfuerzo por reforzar sus hipótesis. La ciencia de la creación, por ejemplo, se basa en hallazgos irregulares en registros arqueológicos para desafiar los modelos científicos de la evolución humana.

OOPArt se ha utilizado para respaldar puntos de vista sagrados de la historia, teorías de los antiguos astronautas y la creencia en imperios extintos que tenían un conocimiento o tecnología más avanzada que la que tenemos hoy.

Centavo de Maine

Un ejemplo de un objeto que podría encajar en la categoría de OOPArt es el centavo de Maine, una moneda nórdica del siglo XI encontrada en la excavación de Goddard, un sitio arqueológico prehistórico en Brooklin, Maine, en la península de Blue Hill. La moneda es supuestamente evidencia de interacción entre vikingos y nativos americanos en Maine.

La creencia común es que se trajo a Maine desde Labrador o Terranova a través de un sistema de comercio nativo del norte. En un período de quince años, se han descubierto más de veinte mil artefactos; la moneda nórdica fue el único objeto encontrado que no era indígena.

Otro ejemplo de OOPArt es la batería de Bagdad. Este objeto, fabricado en Persia, consta de un jarrón y varillas. Es posible que se haya utilizado como celda galvánica para galvanoplastia, pero aún no se han encontrado otros artefactos galvanizados de esta época.

Ilustración de batería de Bagdad

Algunos elementos controvertidos son los megalitos de Baalbek, que no podrían haberse movido con el conocimiento de la Edad del Bronce, y las Lámparas de Dendera fabricadas en el Egipto ptolemaico que supuestamente prueban la existencia de bombillas mucho antes de que vivieran Tesla o Edison.

Lámparas de Dendera

También hay situaciones fuera de lugar como el cráneo de bisonte encontrado en Yakuzia (antigua URS) con un orificio de bala perfecto, como si alguien le hubiera disparado con un rifle de alta precisión hace 30.000 años.

Otros ejemplos de OOPArt incluyen el mapa de Piri Reis, un mapa antiguo descubierto en 1929 que se dibujó en piel de gacela y mostró parte del mundo occidental.

La ficción arqueológica de Graham Hancock, Fingerprints of the Gods , afirma que el mapa, ensamblado por el almirante turco Piri Reis, representa la Antártida en un momento anterior al descubrimiento del continente.

Mapa de Piri Reis

Las figuras de oro hechas por la civilización Quimbaya en la cultura colombiana supuestamente representan aviones modernos, pero el Museo del Oro en Bogotá los describe como figuras de pájaros e insectos.

Las pequeñas figurillas de humanos y animales, Shakōkidogū, encontradas en 1887 en las ruinas de Kamegaoka de Japón, se hicieron a finales del período Jōmon (14.000–400 a. C.) y se interpretan como representaciones de astronautas extraterrestres.

Algunos OOPArts son objetos que simplemente se han fechado incorrectamente. En febrero de 1961 Wallace Lane, Virginia Maxey y Mike Mikesel estaban buscando geodas cerca de Olancha, California, cuando encontraron el artefacto de Coso, una roca que por error tenía medio millón de años.

Dentro de la roca había un cilindro de lo que parecía ser porcelana, con un eje de metal de 2 milímetros en el centro. Investigaciones posteriores indicaron que era una bujía de 1920 en una vieja roca detritus.

En el mundo de la ciencia, todas las teorías son especulaciones hasta que se prueban. Algunas teorías merecen más atención que otras y, a menudo, cuando se enfrentan a teorías que se consideran improbables, es difícil mantener la mente abierta. Pero toda investigación es digna de investigación si se hace bien. Nadie quiere ver la ciencia reducida a «ciencia basura», por lo que el mejor proceso es, como siempre, probar todas las teorías con hechos conocidos y que puedan demostrarse.

Pero siendo un poco más imaginativos, ¿Qué pasaría si hubieran existido civilizaciones avanzadas tiempo atrás? Si la tierra tiene unos 4.500 millones de años y nuestra civilización remontándonos muy atrás unos 2.000.000 años es una pequeña etapa a nivel astronómico. ¿Qué ha sucedido antes? Si nuestro sistema solar tarda unos 230 millones de años en dar una vuelta a la galaxia, como civilización apenas hemos recorrido una diminuta brecha en el camino. Por lo que, tal vez, en ese circuito galáctico culturas pasadas se hubieran topado con alguna dificultad, provocando así su extinción, pero dejando estos objetos arcaicos que ponen en duda la cronología conocida.

F. Soler

F. Soler

Wordpress, Ciencia y Tecnología

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on telegram

Más de curiosity

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia.